¿Cómo evaluar mi estrategia de redes sociales?

Una estrategia es un conjunto de acciones planificadas, que hacen que tomemos mejores decisiones y que cumplamos nuestros propósitos.

El primer paso, como siempre, es tener nuestras metas claras: quiero que me conozcan, aumentar la interacción, el engagement, la conversión etc.

Bien sea que ya contemos con presencia en redes y queramos conocer en qué situación estamos o que vayamos a empezar, podemos seguir estas recomendaciones junto con algunas herramientas que iremos explorando a lo largo de esta entrada, y que podemos usar para hacer el trabajo más fácil, tener las estadísticas y la información organizada, e incluso conocer algunos datos de la competencia.

Para tener una buena estrategia de redes sociales, debemos evaluar 3 cosas:

1. Evaluar a mi audiencia

El contenido que publiquemos va dirigido a alguien, y para que tenga impacto es importante saber qué le gusta a ese alguien, cuáles son sus intereses, cómo se expresa, qué hace, cómo se comporta, en qué horarios está disponible (Por ejemplo: temprano en la mañana, cuando se despierta, o a la hora de almuerzo, si es que trabaja).

En fin, tener claro a qué publico me estoy dirigiendo, y con esto tener un panorama de qué contenido publicar y en qué horario.

Si no estamos muy seguros de esta información, podemos iniciar haciendo prueba y error, o mirar lo que está haciendo nuestra competencia -marcas que trabajan en el mismo mercado o sector, o similares y que se dirigen a nuestro mismo público-.

2. Evaluarnos a nosotros mismos

Antes de aventarnos a mirar la competencia, mirémonos a nosotros mismos, teniendo claro qué indicadores de audiencia, de engagement, y de conversión debemos medir, pero ahora usando las herramientas de medición correctas.

Para calcular el alcance de los contenidos de Facebook e Instagram, si usamos una cuenta empresarial o fan page, puede ser tan sencillo como irnos a la sección de estadísticas de estas redes sociales, y desde allí podremos conocer el alcance de los contenidos: cuánta gente interactúa, cuántos clics se hicieron en nuestro landing page y otros datos demográficos de nuestra audiencia.

Otra herramienta útil para ambas redes sociales es el business manager, puesto que centraliza todos los accesos, permisos, conexiones entre páginas, usuarios, e inclusive la pauta.

Para analizar otras redes sociales, se utilizan herramientas similares:

  • Twitter Analytics, para evaluar a los seguidores, impresiones e interacciones
  • Youtube Analytics, para ver el rendimiento de los videos y en general del canal, saber de dónde proviene el tráfico, el tiempo de visualización, desempeño de los anuncios, ganancias, etc
  • Pinterest Analytics, para conocer las impresiones, clics, visitantes, lo más repineado, etc.

3. Evaluar a mi competencia

Una vez tengamos claro cuáles publicaciones tienen más alcance, las que les gustan más a nuestra audiencia, con las que más interactúan, las que lograron más visitas a nuestra página web, o lo que sea que quieres mirar, podemos lanzarnos a ver cómo le va a nuestra competencia.

Recordemos que analizar lo que hace nuestra competencia es una forma de descubrir debilidades, tanto suyas como nuestras, y conocer mejor a nuestro público objetivo y sus necesidades.

La manera más sencilla para analizar su comportamiento es ir directamente al perfil o página oficial. Afortunadamente también tenemos herramientas que nos pueden ayudar en esta labor, aunque la mayoría son de pago, como Talkwalker o SEM rush, pero que son bastante útiles, considerando que tienen bastantes funciones, no solo para analizar las redes sociales de la competencia, sino a nosotros mismos, hacer posicionamiento a nuestra página web, buscar palabras clave, estrategias de publicidad, entre otras.

Lo interesante de esto, aparte de analizar el alcance, las interacciones, el engagement, etc. es poder ver:

  •      El copy y el caption de las publicaciones
  •      El lenguaje con el que se dirigen al público
  •      Los horarios en los que más se publica y los días de mayor afluencia en sus redes sociales
  •      El impacto de sus hashtags.

Para finalizar:

Una vez que recopiles estos datos, analiza.

  • ¿Estás obteniendo los resultados que esperabas? 
  • ¿Qué cosas podrías replicar de la competencia y qué cosas evitar?
  • ¿Estás publicando en el horario correcto?
  • ¿Estás publicando el contenido en la red social correcta?
  • ¿Qué podrías mejorar?

Análisis de métricas: ¿cómo puedo evaluar si lo que publico está funcionando?

Publicar contenido y pauta deliberadamente no es algo inteligente si no se miden y analizan los datos. Recolectar las métricas y evaluarlas nos permite tomar buenas decisiones y replantear estrategias que nos ayuden a cumplir nuestras metas como marca.

Sin embargo, debemos tener en consideración que la lista de las métricas qué debemos revisar puede variar, porque lo que debemos medir depende de lo que queramos conseguir, por eso, en esta entrada vamos a plantear dos ejemplos para sea un poco más clara la importancia de hacer estas mediciones, seguido de una lista de las métricas que más se evalúan, y puedas elegir las que más te convenga evaluar.

Ejemplos: Importancia de analizar las métricas

  1. Muchas personas están llegando a tu sitio web, pero esta cifra de visitantes no se ve reflejada en la de los que hicieron compras. Esto quiere decir que podríamos estar llegando a un cliente que no esté interesado en el producto, o que, por temas de precio o usabilidad de la página no está tomando una decisión de compra.
  1. Supongamos que hacemos una campaña con un contenido similar en distintas redes sociales, pero solamente en una de ellas hubo un gran engagement (en un momento hablaremos de eso) y tuvo muchos más comentarios y nuevos seguidores que en las otras redes sociales en las que se publicó. Esto significa que la campaña funciona en esa red social, pero que debemos replantear la estrategia para las otras redes sociales; recordemos que cada red social tiene su utilidad.

Indicadores

    1. Seguidores

Los seguidores son aquellos que, por decirlo así, están suscritos al contenido que publicamos, por tanto, son aquellos que van a ver nuestras publicaciones de manera frecuente. Sin embargo, es mejor tener pocos seguidores que sean fieles, que muchos que no demuestren el interés por la marca.

Es por eso que se recomienda no comprar seguidores, sencillamente no van a ser seguidores de calidad.

Si uno de tus objetivos es que la gente te conozca, esta métrica sería bueno tenerla en cuenta junto el alcance y las interacciones.

    2. Alcance

El alcance nos permite saber a cuántas personas hemos llegado, es decir, a cuántas personas les apareció x contenido -en la sección de noticias-, y han interactuado con un me gusta, comentarios, guardado, compartido o cualquier otra cosa

    3. Impresiones

Las impresiones nos permiten saber a cuántas personas ha llegado nuestro contenido, es decir la exposición de este, a diferencia del alcance, en este indicador no hace falta que la persona tenga algún tipo de interacción; sin embargo, debemos tener en cuenta que una persona podría estar expuesta a nuestro contenido en más de una ocasión, por tanto, la cifra de impresiones podría ser un poco engañosa.

    4.Engagement

El engagement nos permite conocer qué tanto compromiso tienen los usuarios con la marca, o que tanto impacto está teniendo la marca sobre sus acciones. Que un seguidor tenga engagement con la marca lo hace un seguidor de calidad, a esto es lo que debemos apostarle, pues entre mayor sea el engagement mejor.

Medir este compromiso puede variar un poco dependiendo de la plataforma, pero en general se puede hacer a través del número de me gusta; compartidos; comentarios; menciones de la marca; tasa de rebote, es decir, cuando se entra a la página, pero no se interactúa con ella; repetición de compra; tiempo de permanencia; visita repetida, visualizaciones de video; cuántos correos abren y por cuánto tiempo; entre otras.

Para tener un buen engagement debemos publicar contenido de calidad, y sobre todo que genere emociones, y conexión con las personas.

Existen dos fórmulas para medir el engagement:
  •  Dividir el número de interacciones por el número de impresiones:

Esta fórmula nos permite conocer el número de interacciones conseguido en relación al número de personas que ha visto nuestra publicación.

  • Dividir el número de interacciones por el número de seguidores: 

Esta fórmula nos permite conocer el nivel de interacción en relación al número de fans de seguidores.

     5. Conversiones

Las conversiones suceden cuando el usuario llega al punto que deseamos que lo haga, es decir que haga la compra, descargue algún contenido, que llene un formulario de contacto, etc

Las conversiones están relacionadas con el primer ejemplo que pusimos, ya que ésta representa la decisión final del usuario, es decir: del objetivo que me propuse ¿cuántas veces tuve que intentarlo para cumplirlo? ¿visitaron mi página 100 personas y me compraron 10?

Y de acuerdo a esto también podemos medir el retorno de la inversión, o mayormente conocido como ROI, por sus siglas en inglés “Return on Investment”, y representa la rentabilidad de cualquier acción de nuestro negocio o marca. Este indicador se usa mayormente para pauta.   

 

Al igual que el engagement, el ROI también lo podemos medir con algunas fórmulas, en las que se tienen en cuenta los gastos y ganancias, sin embargo es un tema mucho más amplio, en el que un mal movimiento podría hacernos perder dinero, y que para evitarlo es muy importante ser muy precisos, por eso, próximamente lo estaremos estudiando a detalle, junto con el uso de distintas herramientas, algunas gratuitas, la mayoría de pago, que pueden facilitarnos esta tarea de obtener esos números crudos, en gráficas o tablas, para que podamos hacer el respectivo análisis.