¿Cómo optimizar los contenidos de redes sociales?

como optimizar las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un buscador muy poderoso al que los usuarios acuden para crear o mantener conexiones, entretenerse, informarse, e incluso hacer compras. Debemos considerar que ahora hay un público que le gusta la variedad y que no solamente busca en motores de búsqueda como Google.

A pesar de que aún existen muchas dudas sobre si las redes sociales contribuyen o no al posicionamiento orgánico de nuestro sitio web, está demostrado que son una herramienta que incrementa la exposición de nuestra marca, la distribución del contenido y su duración.

Con tanto contenido montado por ahí y con tanta competencia tratando de llegarle a la misma audiencia, es necesario optimizar lo que compartimos, no solo en nuestro sitio web sino en redes sociales, para que los usuarios puedan llegar más fácil a eso que les estamos ofreciendo.

Por eso, en esta entrada vamos a analizar la relevancia de las redes sociales para el posicionamiento de nuestro sitio web, por qué deberíamos y cómo deberíamos optimizar los contenidos para las redes sociales.

¿Qué tienen que ver las redes sociales con el posicionamiento SEO de nuestro sitio web?

Aunque las redes sociales no contribuyen directamente al posicionamiento SEO de nuestro sitio web, tener una presencia activa en las redes sociales si ayuda a que el SEO de nuestro sitio web se fortalezca.

Google nos deja muy claro en su página de soporte que si alguna persona busca nuestra empresa en su buscador es posible que vean vínculos a los perfiles sociales de esta junto con otra información sobre la empresa en el panel de conocimiento. 

Este panel de conocimiento es el panel informativo, que vemos al lado derecho de la pantalla de nuestro ordenador cuando buscamos alguna persona, lugar u organización. Su objetivo es brindar datos concretos de esta búsqueda.

Esto quiere decir que aparte de que Google va a mostrar nuestros perfiles sociales en los resultados de búsqueda, también recopilará información de estos y de otras fuentes para incluirla en este panel y crear una descripción más detallada de nuestro negocio o marca.

Con esto podrás darte cuenta de la importancia de mantener el perfil social de tu marca actualizado y con información relevante sobre tu negocio.

¿Qué debemos optimizar en las redes sociales?

Aparte de mantener nuestros perfiles actualizados en las redes sociales para ayudar al posicionamiento SEO de nuestro sitio web y fortalecer nuestra imagen de marca, podemos llevar a cabo algunas prácticas para mejorar la visibilidad de nuestros contenidos en las redes sociales.

Dentro de las cosas que debemos optimizar están:

  • Nombres de los archivos: Esta es la primera información que leen los motores de búsqueda. En vez de dejar los archivos con nombres genéricos como WA-12345678.jpg, procuremos usar uno con palabras claves relacionadas con lo que ofrecemos, y con la forma en la que el usuario lo buscaría, ejemplo: botas-mujer-bogota
  • Texto alternativo: Con esto nos referimos a la información que utilizamos para describir el contenido.

Puede que no siempre que vayamos a hacer alguna publicación en una red social tengamos la oportunidad de hacerlo, pero si la hay debemos aprovecharla usando palabras clave, sí, de nuevo palabras clave relacionadas con el contenido.

  • URL: En las configuraciones de nuestras redes sociales podemos acortar la URL de nuestro perfil.

Al igual que con los nombres de los archivos, debemos procurar que sea legible, que esté acortado para que sea fácil de recordar y buscar, tanto por los usuarios, el buscador de la red social, y otros buscadores en internet.

  • Uso de Hashtags: Los hashtags son palabras clave que usamos para clasificar contenidos, de tal forma que, si alguien selecciona uno de estos en alguna publicación, o que simplemente decide buscarlo, pueda redirigirse a un grupo de resultados de búsqueda para ese tema.

No se usan en todas las redes sociales, pero siguen muy vigentes en Twitter, donde fueron creados originalmente, y también en Instagram, sin embargo el comportamiento de los usuarios usando hashtags en ambas redes sociales son muy distintos.

  • Usa geo etiquetas:  Agregar una ubicación te ayudará a dirigir las publicaciones a una audiencia específica, a aquellos que están en el mismo lugar que tu negocio.
  • Crea buen contenido: Los algoritmos de las redes sociales desde hace un tiempo no muestran el contenido cronológicamente, sino de acuerdo con la interacción y la actividad que el usuario tenga con este.

Por esta misma razón, no es una buena idea comprar seguidores.

Fortalece tus Call to action para aumentar las interacciones. Una buena estrategia es conseguir que otros usuarios te mencionen.

Teniendo en cuenta estos tips y sabiendo la importancia de optimizar los contenidos vas a poder posicionionarte tanto en redes sociales como en los distintos motores de búsqueda.

¿Qué es un Buyer Persona y para qué sirve?

Como lo podrás leer en muchas páginas más, un Buyer Persona es una representación ficticia o arquetipo de nuestros clientes, que está basada en sus comportamientos, motivaciones y preocupaciones, entre muchas otras cosas.

Aparentemente es un concepto sencillo, sin embargo, no nos lo tomemos tan a la ligera, porque definir a este usuario ficticio no es cuestión de suposiciones, sino un proceso de investigación y reconocimiento de nuestro cliente que puede tardar un tiempo, pero que nos ayudará a crear estrategias para acompañar a nuestro usuario durante todo el proceso del embudo de compra.

Sí, desde antes que el usuario sepa que necesita el producto o servicio que le ofrecemos, hasta que ya lo ha comprado, y necesitamos retenerlo.

En esta entrada ampliaremos un poco más la definición de buyer persona, de la diferencia de este con el público objetivo, y de cómo crearlo.

¿Qué es un Buyer Persona?

Digamos que el producto que ofrecemos va dirigido a hombres y mujeres de 15 a 27 años, estudiantes, de estratos 2 a 4; estos datos demográficos resultan siendo nuestro público objetivo, una segmentación del mercado.

Cuando hablamos de un buyer persona le estamos dando una cara amable y humana a esa persona que está detrás, a Alvaro, ese estudiante que le motiva terminar su carrera universitaria, que no tiene muchos ingresos, que es soltero, que le gusta hacer deportes, y que le frustra no encontrar trabajo en su profesión.

Alvaro es un ejemplo corto de buyer persona. Puede que tengamos más de uno, y eso está bien, desde que no sean demasiados. Con un solo buyer persona puede que tengamos una visión sesgada de nuestro mercado, y con muchos, que perdamos nuestro enfoque.

  ¿Cómo hacer un buyer persona?

Hacer un buyer persona es responder muchas preguntas, puede que no sea cosa de una tarde, sino más bien de un proceso un poquito más extenso de investigar, dejar estereotipos, e incluso respaldarnos en estudios que demuestren cuales son las tendencias del mercado.

Vamos a ilustrarlo con un pequeño ejemplo:

Hace unos años, los comerciales de productos de aseo mostraban a una mujer ama de casa, sensible y sumisa, que se encargaba de atender las labores del hogar. Esto ha ido cambiando porque aparte de que es un estereotipo machista, estudios demuestran que ahora las mujeres tienen mayor acceso al mercado laboral, y que las tareas del hogar son compartidas, es decir que el público objetivo ha cambiado, y que se deben determinar cuáles son lass necesidades del nuevo público, para fijar las estrategias que nos permitan llegar a este.

No todos los casos son tan evidentes como este, pero, a través de encuestas o de los registros de datos de personal de servicio al cliente, si es que contamos con este, podemos evaluar quién es nuestro cliente. 

Ojo con esto, nada de suposiciones. La competencia del mercado actual ya sabe que ahora los clientes son más exigentes, que quieren ser entendidos y que el trato que reciban sea lo más personalizado posible.

¿Ahora, qué es eso que debemos evaluar?

Podemos guiarnos con estas preguntas

  • A qué se dedica, tanto personal como profesionalmente.
  • Cuál es su nivel de estudios.
  • Cuáles son sus retos personales y/o profesionales.
  • Qué dificultades tiene.
  • Hay alguien que influya en sus decisiones.
  • Tiene pareja, hijos, con quién vive.
  • Cuáles son sus responsabilidades en el hogar y/o trabajo.
  • Cuáles son las personas más importantes en su vida y/o trabajo.
  • Cuál es su nivel económico e ingresos.
  • Qué tipo de contenido consume para informarse, educarse, o entretenerse y por qué medios.
  • Cómo compra, cuándo compra, por qué compra

Dentro de las estadísticas que nos arrojan el bussiness manager del social media, también podemos ver algunos datos demográficos, y aunque esto no necesariamente represente a nuestro buyer persona, y menos si las campañas que estamos haciendo no están correctamente enfocadas, no son datos inservibles, pueden ser una referencia de nuestro público actual. 

Lo importante es no sesgarnos por esto. Retomando lo dicho inicialmente, debemos pensar en esos potenciales clientes, que nunca han escuchado la marca.

Por todo esto, preguntas como qué medios consume, cómo busca, qué limitaciones tiene; y hasta encargarnos de averiguar por medio de herramientas de cuáles son las palabras clave que usa nuestro buyer, son muy importantes.

Luego de definir tu Buyer Persona, estás listo para crear una estrategia basada en su proceso de compra y que te permita acercarte de la forma más adecuada a tus clientes potenciales.

¿Cómo hago que mi página web salga en los primeros resultados de búsqueda?

Las medidas de restricción impuestas en el 2020 a causa de la pandemia, han conseguido lograr una transformación en los mercados y en el comercio electrónico. Estos cambios nos han demostrado más que nunca la importancia de tener presencia digitalmente.

Podemos tener el mejor producto o servicio, y una página muy bonita, pero lo cierto es que debemos plantearnos estrategias para que la gente pueda llegar a nuestra página web. Ese conjunto de estrategias, es lo que se denomina SEO.

En esta entrada discutiremos acerca de qué es el SEO, la importancia, y cómo hacerlo de manera efectiva.

¿Qué es el SEO?

SEO son las siglas de Search Engine Optimization, es decir: optimización de los motores de búsqueda, o en cristiano, cómo hacer para que mi página salga en la primera página de resultados de búsqueda de google, bing, yahoo, o el buscador que sea.

El internet se ha vuelto una fuente inagotable de información, existe una saturación de páginas web, a tal punto de que de todas las millones de búsquedas que se hacen a diario, es complicado que las personas puedan encontrar lo que les estamos ofreciendo.

Por eso Google, el buscador estrella en el que se realizan más del 80% de las búsquedas en occidente, y más del 95% en Colombia; y otros buscadores, han desarrollado algunos criterios para determinar en qué posición se ubicarán los resultados de búsqueda.

Hacer SEO es usar estrategias para ubicarse como primer resultado de búsqueda o al menos lo más cercano que se pueda a este lugar, para que nuestro público pueda encontrar nuestra página, nos considere una opción, y entre a ella.

¿Cómo optimizar mi página web?

      1. Pensar como el consumidor:

Todos somos consumidores de alguna marca, y a la hora de hacerle SEO a un sitio web debemos seguir pensando como consumidores y analizar la forma en la que buscamos cuando queremos

  1. Saber algo, por ejemplo: ¿Cuál es el mejor amigo del hombre?
  2. Saber cómo hacer algo, por ejemplo: ¿Cómo preparar arroz?
  3. Comprar algo, por ejemplo: Faldas estampadas en Bogotá.

      2. Vender bien:

Si estamos haciendo SEO, y no pautando (SEM), es porque queremos generar una campaña a largo plazo, y para hacerlo de manera exitosa es necesario ofrecer un contenido de valor, no solo que venda, sino que informe y entretenga.

La forma de vender ha cambiado, ahora vendemos experiencias y no productos, porque la gente está saturada de anuncios y si se siente atacada con publicidad simplemente no va a comprar. Ahora en vez de decirle al usuario que compre papa, le enseñamos a hacer recetas con papa.

      3. Usar palabras clave:

Con palabras clave no nos referimos a una sola palabra sino a pequeñas frases de no más de 6 palabras, que nos ayudan a disminuir la especificidad y que las búsquedas que hace el usuario se puedan relacionar con nuestros productos y/o servicios.

Si por ejemplo ponemos únicamente la palabra clave “zapatos”, y nos fijamos en la cantidad de resultados, nos encontraremos con que tenemos 187 millones de competidores entre los que está la definición de zapato, algunas tiendas de calzado, zapatos para mujer, hombre y niño, y una gran variedad de tipos de calzado; y no estaremos llegando al público que le queremos apuntar.

Si vamos a hacer SEO es importante hacerlo bien, porque los motores de búsqueda pueden arrojar millones de resultados, pero enseñan solo 100, divididos entre 10 páginas, y siendo honestos ¿quién pasa de la primera página? La realidad es que los primeros tres resultados son los que se llevan la mayoría de visitas de los usuarios.

      4. Usar herramientas de búsqueda:

Encontrar las palabras clave es una mezcla de pensar como el consumidor y usar algunas herramientas, pues en muchas ocasiones el asumir cómo el usuario hace las búsquedas puede ser un gran error.

Podemos apoyarnos de algunas herramientas que nos ayudan a evaluar qué palabras clave podemos usar, en esta ocasión te comparto tres que son muy útiles:

  1. Google Trends: Nos permite ver cuáles son las tendencias de búsqueda y comparar entre dos y cinco términos de búsqueda.

Un error común es utilizar aquellas palabras clave que tienen un mayor volumen de búsqueda, cuando lo que debemos hacer es buscar palabras clave que tengan más afinidad entre nuestro contenido y lo que está buscando el usuario.

  1. Answer The Public: Nos permite ingresar un tema e identificar las intenciones de búsqueda de este partiendo de las WH questions.

       Ejemplo:

   Tema: Agencia digital

   Resultados de intenciones de búsqueda:

  • ¿Cómo montar una agencia digital?
  • ¿Qué es una agencia digital?
  • ¿Qué hace una agencia digital?
  • ¿Para qué sirve una agencia digital?
  • ¿Por qué contratar una agencia digital?
  1. Ubersuggest: Nos permite ver el volumen de búsqueda de la palabra que pongamos, la competencia de esta palabra en el buscador, e incluso algunos datos útiles para campañas pagas (SEM)

5. Ubicar las palabras clave

Procuraremos poner las palabra clave todas las veces que podamos para generar posicionamiento, pero teniendo cuidado de no saturar al usuario, para evitarlo podemos darle un descanso visual con un cambio de tipografía, negrita, subtítulos, etc.

  • Aparte de poner las palabras clave en el contenido-texto también se debe hacer en el contenido-audiovisual con los nombres de los archivos.

       En vez de subir una imagen o video de nombre WA-060421… aprovechemos para ponerle palabras-claves-         separadas-por-guiones-medios.

  • Importantísimo poner palabras clave en la URL, no siempre se podrá en el dominio, pero si en el slug, es decir lo que va después de la barra inclinada, ejemplo https://laburuagencia.com/como-hago-que-mi-pagina-web-salga-en-los-primeros-resultados-de-busqueda/
  • Es fundamental poner buenos títulos no superiores a 70 caracteres, puesto que, si nos excedemos de este valor, van a salir cortados en los resultados de búsqueda.

       Sí tenemos un buen título, este mismo puede quedar en el slug de la URL, y así matamos dos pájaros de             un solo tiro.

  • No podemos olvidarnos de la meta descripción, es decir lo que vemos debajo de la URL y del título en los resultados de búsqueda. Aunque algunas personas no lo leen, en la mayoría de casos es lo que ayuda al usuario a definir si va a entrar a nuestra página o no.

En vez de poner palabrería bonita como “En tiendas Juguetón tus hijos son bienvenidos” pongamos lo que estamos vendiendo: “Bicicletas para niño en Bogotá”. Recordemos que la meta descripción no debe ser mayor a 150 caracteres.

Teniendo claro qué es el SEM, y lo que se debe tener en cuenta para hacerlo de forma correcta, es  momento de que lo apliques en tu sitio web, puedas competir y conseguir tus objetivos como marca.